miércoles, 18 de febrero de 2009

UNA LEY QUE DEBERIAMOS APLICARNOS TODOS por Randy Pausch (su última conferencia)

Si realmente fueramos más "persona" Si le perdieramos el miedo al rechazo de los demás. Simplemente riéndonos de nosotros mismos.
¿Tal mal visto como está cometer errores?. Solo tiene la importancia que le demos.

Los errores, desde mi propio punto de vista, son las salidas de la autovia obligatorias que nos pone el camino de la vida para empezar uno nuevo que nunca sabemos a donde nos llevará.
Pero recordad nosotros como ciudadanos Españoles, tenemos la GRAN SUERTE DE PODER DECIDIR QUE ESCOGER.
Todo los habitantes del planeta sabemos que no nacieron con tanta suerte y si nosotros ahora la disfrutamos es porque nuestros padres y antecesores lucharon para que pudieramos tener lo que ellos no tuvieron.

Puede que en esa salida obligatoria a nadie sabe donde te puedas quedar sin combustible que te permita circular con tu auto, pero siempre tendremos las piernas o silla de ruedas, u otros sistemas para poder caminar hasta la Gasolinera más cercana y que nos solucionen el problema del momento.

Con que en ese camino nunca estamos solos, siempre te vas encontrando gasolineras que te van ayudando hasta que llegas a casa y encuentras de nuevo la paz.

También es cierto que te puedes quedar esperando a que pase otro auto y le pidas el favor de que te lleve o que te haga el recado. ¿ Pero cuanto tiempo podemos estar esperando? ¿nos merece la pena esperar?.

Ciertamente es mejor caminar, por que adelantas el camino y amortizas el tiempo de espera.

Puedes decir:
- "Menundo aburrimiento andar en busca de una gasolinera que no sabes a cuanto está por llegar."

- " Mejor es quedarse en el auto, más agusto, sentado, protegido por la coraza como un noble caracol, quitado de los peligros que puedan ocurrirte, ésto lo conozco y la vida está muy mala como para arriesgarse a salir del auto, vete tu a saber que me encuentro fuera".

Puede ser. Es tu decisión. Pero tampoco puedes güarecerte dentro de tu cascarón eternamente.

Al final cada uno es libre de creer en lo que quiere.
Yo desde mis propias vivencias digo que a casa no viene nadie a sacarte las castañas del fuego y que la suerte solo es el 10% de todo el esfuerzo y que el trabajo es el otro 90 %.

Si crees que puedes hacerlo, es que realmente puedes conseguirlo, lo demás es trabajo y no dejarte llevar por los comentarios de los demás ni por el abatimiento ni la rutina.

Sino solo pensar cuando ves a un bebe hechar sus primeros pasitos. Siempre se cae al principio y sin embargo lo intenta una y otra vez, al comienzo con dudas y temores pero poco a poco coge seguridad en si mismo y en sus piececitos para no solo andar sino andar sin irse sujetando a nadie, sitiendose independiente y autosuficiente consiguiendo su meta.

15 comentarios:

Ulysses dijo...

gracias por colocar este vídeo, me ha hecho repensar muchas cosas, cuando mas las necesito

Saludos

Mayela Bou dijo...

Es una historia maravillosa la que nos has compartido!
Mil Gracias, y claro que te he echado de menos, que bueno que ya estas aqui de nuevo.
Te espero siempre para un cafecito a la media noche!
besos bonita!

eligelavida dijo...

Randy Pausch sabe que no es el único que sufre y se siente muy cerca de tantos en su misma situación. Con “La Última Lección” logra trasladar este sentimiento a millones de personas a las que les dice que la vida merece la pena y que la muerte es sólo un paso que hay que afrontar con serenidad. Su enseñanza se basa en que hay que aceptar lo que venga de la forma más positiva posible: “No podemos cambiar las cartas que se nos reparten, pero sí decidir como jugamos nuestra mano”. Dar sentido a su vida, ha sido su mayor logro, y su único deseo al final era que sus hijos entendieran que la vida tiene sentido siempre, incluso en la enfermedad, en la discapacidad o cuando ya está en una fase terminal.

myself dijo...

La verdad es una historia triste pero nos da una gran lección.
Ya lo había visto y te agradezco que lo pongas para así no olvidarnos de el sentimiento de la vida.
Un beso.

MUY SEÑORES MÍOS dijo...

No sé qué decir ante experiencias como ésta; tengo tan asumido que soy mortal y que cuando llegue el momento dejaré de ver muchas cosas, pero habré visto más que aquellos simiohumanos llamados Adán y Eva, que me da un poco igual morir un día u otro. Mientras tanto: a vivir.

PEGASA dijo...

Ulysses no tienes que darme las gracis de nada ya que nada hice para ese agradecimiento. Es mi forma de pensar solamente. Veo que le damos demasiada importancia a tareas que realmente no las tienen y que nos olvidamos de la esencia de la vida que solo apreciamos cuando en éste caso se está a punto de perderla. Pero somos como somos y no hay quién nos cambie.

PEGASA dijo...

Mayela Bou el cafecito a media noche que rico ahora con el frío que está haciendo por estos lares.
La historia de tu sobrino también es preciosa y encima la estás viviendo en primera persona.

ELIGELAVIDA gracias por visitarme y que palique tienes, me has dejado con la boca abierta de lo bien que te expresas.

Gara dijo...

Gracias por compratir esta maravilla, es una gran leccion de vida.

Besos

PEGASA dijo...

Juanito la vida es un fandango. Pero nos empeñamos en no querer bailarlo. Pos yo me voy a pegar un zapateo por si las mosquis. Un beso

MUY SEÑORES MÍOS dijo...

Tarán-tran-tan..... Pues yo te lo jaleo, también por si las mosquis.

Encima tengo que poner en lo de verificación de la palabra "opernmo", que no quiere decir nada, pero que si tuviese un significado no creo que fuese nada bueno... (¡Opernmo!)

A. Sánchez dijo...

No es fácil reirse de uno mismo, los que logran hacerlo, en mi opinión, disfrutan más de la vida.

Por otra parte, 'Al saber le llaman suerte', decía aquélla sentencia popular que coincide con tu postura sobre el esfuerzo-90 y la suerte-10.

Saludos

PEGASA dijo...

Juanito eso, eso, tu me cantas y yo lo bailo. Y dejamos el platillo para que luego nos hechen la propina jaja.

Ayy!!! de verdad que palabrita más rara. Si te sirve de consuelo a mi me tocó unfaysav

PEGASA dijo...

Gara no tienes porque darme las gracias. Lo bueno es compartir y si encima te gustó, ya me doy por agradecida. Gracias a ti por venir a verme.

PEGASA dijo...

Los que no son capaces de reirse de si mismo, solo saben reirse de los demás y eso me da penita.

Cuchi por lo de la sentencia yo no tenía ni idea. Pero quita, quita, que lo de las sentencias me dá un mal rollo.... que he pensao que voy a colgar cual protesta para haceros partícipes de las malas personas que hay en el mundo.

PEGASA dijo...

Juanillo la pasta del platillo luego la tiramos a roña entre el personal, cual antiguamente hacian en algunos pueblos cuando había fiestas y algarabías. jajaja.

Un ponche de clara de huevo con limón bien batido marchando pa Juanillo para que se le aclare la voz y cante su flamenquito.